Estética Oncológica. Nuestro principal objetivo es tu bienestar

Home / blog / Estética Oncológica. Nuestro principal objetivo es tu bienestar
Estetica oncologica capilar Aurelia Herrero

Frente a una enfermedad tan importante como el cáncer, es esencial para la recuperación del paciente mantener alto el ánimo. Cuidar el aspecto físico, la estética oncológica no sólo ayuda a que los pacientes se sientan mejor con su piel, sino que además les devuelve seguridad.

La oncología estética es una especialidad con la que se busca ayudar a combatir el malestar del paciente de cáncer, sea físico o psicológico, antes del tratamiento, durante el mismo y después de la erradicación de la enfermedad. La finalidad de esta modalidad es ofrecer a las personas afectadas por esta enfermedad los cuidados necesarios y adecuados para que, al mejorar su aspecto físico, pueda mejorar también su estado de ánimo. Porque no tienen que abandonarse por encontrarse en tratamiento, sino que es el momento en el que más tienen que cuidar su imagen,  y para ello, queremos guiarles entre las opciones con las que cuentan.

A lo largo de más de 20 años como profesionales en el mundo de la peluquería y estética, hemos ido descubriendo, poco a poco, las necesidades tan específicas que los pacientes oncológicos presentan y, por desgracia, la poca oferta de tratamientos cosméticos, pelucas, accesorios de moda, etc. que tienen disponibles. Aunque las necesidades de cuidados son para hombres y mujeres, sobre todo es en el caso de las mujeres donde hay menos opciones. ¿Es posible idear un centro específico al alcance de cualquier mujer donde se puedan cubrir las necesidades que tiene durante un tratamiento oncológico?  Ahí surgió nuestro interés por la estética oncológica y por desarrollar nuestro trabajo de estilismo general aplicado absolutamente para todos los casos. Para ello me puse en contacto con los mejores profesionales del sector, avalados por un gran prestigio internacional, y fuimos formándonos para fabricar sonrisas.  

¿En qué consiste?

En una atención personalizada a personas sometidas a tratamientos de quimioterapia y radioterapia; problemas de alopecia, antes, durante y después de este proceso, para que se sientan mejor anímicamente y recuperen su autoestima.

Debido a la naturaleza de la enfermedad como a su tratamiento, los pacientes que acuden a nuestro centro requieren de unos cuidados especiales, por lo que debe ponerse en marcha un programa global que atienda también a su estado anímico,  además de a su aspecto físico. Tratar a este tipo de pacientes es una delicada actividad que precisa de unos conocimientos y una actitud diferentes de los que se utilizan al tratar a cualquier otra persona sana.

La principal diferencia viene dada por el delicado estado de la piel de los primeros, de los que hace muy vulnerables frente a ciertos productos que pueden dañarla en lugar de aliviarla. En estos casos siempre utilizamos  productos cosméticos punteros y de gran avance científico, testados y aprobados por médicos para la estética oncológica y evitar el uso de cualquier aparatología, optando por terapias manuales con productos para pieles sensibles.

Uno de los aspectos que más preocupan a los enfermos oncológicos es la caída del cabello durante el tratamiento,  es una etapa dura, pero no deja de ser una etapa, el cabello terminará por volver a salir. Mientras tanto, en nuestro centro realizamos un asesoramiento integral que incluye consejos sobre cuándo hay que empezar a cortar el pelo para que el cambio sea menos brusco, además de una amplia variedad de pelucas naturales y de microfibra de alta calidad, así como pañuelos confeccionados en algodón muy suave,  y transpirables.

“Le aconsejamos la peluca que les va mejor, la retocamos si es necesario y, en el caso de los pañuelos, les indicamos varios modos de colocarlos”.

Nuestro centro también incluye múltiples tratamientos naturales y cuidados corporales y variedad estética, así como maquillaje en cejas y pestaña, o extensiones en las mismas. Todo ello en un ambiente agradable y con la intimidad que dan las cabinas individuales con las que contamos. Y, tras el tratamiento, hacemos un seguimiento para la adecuación y color del nuevo cabello con tintes sin parafenilendiamina, amoníaco, ni resorcina y libre de parabenos.

Nuestro papel.

Somos los encargados de proporcionar los cuidados adecuados a la piel de la paciente antes, durante y después de la enfermedad, procurando evitar y sanar en la medida de lo posible todos aquellos trastornos estéticos que puedan aparecer. Estos cuidados van más allá de la superficie, y hay que trasmitirle a la paciente que dedicar algo de tiempo a su imagen personal puede ayudarle a reconfortar el ánimo y reconciliarse consigo misma, convirtiéndose también en un importante apoyo psicológico ante la enfermedad.

Es esencial que exista una buena relación y comunicación entre nuestro salón y el médico especialista de la paciente. De esta manera, podemos estar informados de todas las necesidades de la paciente incluso antes de que se presenten los síntomas, y el médico, a su vez, puede estudiar y valorar el programa estético que se va a aplicar, revisando su idoneidad e incluso ofreciendo algunos consejos que mejores los resultados.

El objetivo final de la estética oncológica siempre es conseguir que los pacientes se vean bien y se sientan mejor.  A lo largo de nuestra experiencia profesional podemos asegurar que el paciente que cuida su aspecto mientras recibe tratamiento médico, consigue un mejor estado de ánimo, ve las cosas desde un punto más positivo y sobre todo eleva su autoestima.  

Y es que cuando estamos a gusto con nuestro aspecto exterior nos sentimos mejor, más fuertes y con más confianza, lo que contribuye a mejorar nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Bienvenido a su casa, “déjese cuidar con ternura y cariño, es hora de verse y sentirse bien”.